Plutonio radiactivo interestelar es hallado en rocas profundas del océano Pacífico

Plutonio radiactivo interestelar es hallado en rocas profundas del océano Pacífico

Reciente investigación da cuenta del hallazgo de plutonio radiactivo interestelar en rocas profundas del océano Pacífico.

Las introducciones a la tabla periódica a menudo afirman que los elementos naturales solo llegan hasta el uranio. Todo lo que está más allá de esto debe haber sido creado por humanos, cuenta la historia. Los átomos de plutonio-244 que se encuentran en rocas formadas hace millones de años demuestran que eso no es del todo correcto, pero aún no podemos estar seguros de cuál fue el fenómeno natural responsable.

Las explosiones de supernovas producen muchos elementos pesados, muy probablemente incluidos aquellos con más protones que uranio. Sin embargo, dado que todos los isótopos de estos elementos “transuránicos” son radiactivos, con vidas medias cortas (en comparación con la edad de la Tierra), cualquier presencia en la nube a partir de la cual se formó el Sistema Solar hace 4.500 millones de años se ha desintegrado hace mucho tiempo.

Entonces, cuando el profesor Anton Wallner de la Universidad Nacional de Australia encontró átomos de plutonio-244 en rocas recolectadas a 1.500 metros debajo del Océano Pacífico, supo que debían haber llegado a la Tierra más recientemente. El plutonio se encontró asociado con isótopos de hierro-60. A diferencia del hierro-56 que encontramos todos los días, el hierro-60 es radiactivo, con una vida media de 2.6 millones de años.

La presencia de hierro-60 se ha utilizado en el pasado como indicador de la actividad de supernova cerca de la Tierra. Sin embargo, en la revista Science, Wallner informa que los átomos de plutonio agregan una nueva capa a esto.

Wallner dijo en un comunicado:

“La historia es complicada, posiblemente este plutonio-244 se produjo en explosiones de supernova o podría ser un residuo de un evento mucho más antiguo, pero aún más espectacular, como la detonación de una estrella de neutrones”.

Plutonio interestelar ha sido hallado en rocas en las profundidades del océano Pacífico
Plutonio interestelar ha sido hallado en rocas en las profundidades del océano Pacífico. Imagen: unsplash

En los sedimentos depositados durante los últimos 10 millones de años, Wallner encontró dos pulsos de hierro-60, de hace unos 6.3 millones y 2.5 millones de años. El último tenía 3-4 veces más hierro-60, pero ambos estaban acompañados de la presencia de átomos de plutonio más allá de lo que podría atribuirse a la contaminación de las pruebas nucleares.

Alrededor del 80 por ciento del hierro-60 en el pulso más antiguo debería haberse descompuesto desde que se formaron las rocas más antiguas, alrededor de la mitad para las más jóvenes. El plutonio-244 tiene una vida media mucho más larga, 80.6 millones de años, por lo que solo una pequeña proporción se habría descompuesto. Sin embargo, las proporciones de los dos isótopos radiactivos son similares para cada pulso.

Al observar el hierro-60 solo, Wallner y sus coautores calculan que la abundancia es consistente con que se haya producido en dos o más supernovas que ocurrieron cerca de la Tierra, a unos 150-350 años luz de distancia.

Wallner dijo:

“Nuestros datos podrían ser la primera evidencia de que las supernovas sí producen plutonio-244”.

Ese sería un hallazgo bastante importante, pero Wallner reconoce una alternativa.

Investigadores han hallado plutonio en el fondo del océano y provendría del espacio profundo
Investigadores han hallado plutonio en el fondo del océano y provendría del espacio profundo. Imagen: unsplash

Wallner agregó:

“O tal vez ya estaba en el medio interestelar antes de que estallara la supernova, y fue empujada a través del Sistema Solar junto con la eyección de la supernova”.

Dado que cualquier cosa menos los rastros más débiles de plutonio-244 desaparecería en unos pocos cientos de millones de años, su presencia preexistente requeriría alguna otra explicación. Lo que sea que haya formado el plutonio debería estar en el 10 por ciento más reciente de la historia de la Tierra. Quizás, si la vida en la Tierra hubiera sucedido un poco más rápido, no hubiéramos necesitado ondas gravitacionales de galaxias distantes para alertarnos sobre colisiones entre estrellas de neutrones; podríamos haber presenciado uno en nuestra propia parte de la galaxia.

Los hallazgos de la investigación han sido publicados en Science.

Síguenos en nuestra página de Facebook para estar al tanto de más información. Para leer todas las noticias que publicamos ingresa a nuestra portada.

[Fuente]

Total
13
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículo anterior
Descubren cinco sistemas planetarios de doble estrella que podrían albergar vida

Descubren cinco sistemas planetarios de doble estrella que podrían albergar vida

Artículo siguiente
Perseverance ha encontrado algunas rocas misteriosas en Marte

Perseverance ha encontrado algunas rocas misteriosas en Marte

Artículos Relacionados
Total
13
Share